Cómo fortalecer los lazos familiares.

Los vínculos familiares son determinantes en la salud mental y la calidad de vida. El sistema familiar es el principal contexto en el cual se adquiere o se mantiene una problemática de salud mental, por lo tanto, es importante reconoce que fortalecer los lazos familiares favorece dinámicas saludables y reduce la afectación en la calidad de vida que pueda percibirse frente a la adversidad. 

A continuación, mencionamos algunos puntos básicos para tener en cuenta al momento de favorecer un contexto familiar saludable. 

 

  1. Resuelve los conflictos con paciencia, respeto y empatía

En las relaciones familiares, es inevitable que se presenten diferencias de ideas y opiniones que, en la mayoría de los casos, terminarán en conflictos. Es importante reconocer que la afectación en la calidad de vida de los miembros del sistema familiar depende de las estrategias o herramientas que se utilizan para afrontar dichos conflictos. En las dificultades también se presenta la oportunidad para adquirir experiencia y aprender a gestionar las emociones que permiten, a partir de esto favorecer la gestión de situaciones similares en el futuro. El secreto es siempre tener autocontrol y tratar a las personas involucradas con respeto, paciencia y empatía. 

  1. Favorecer el diálogo

Ante un conflicto o distanciamiento familiar, es un factor de protección un diálogo asertivo, respetuoso y diplomático. En muchas ocasiones nuestras emociones pueden desencadenar respuestas impulsivas que deterioran la calidad de vida del sistema familiar. Al favorecer un espacio de comunicación adecuado a través del diálogo y la comunicación, podremos reducir la probabilidad de permitir que nuestras emociones se salgan de control. Si durante el momento de la comunicación es muy intensa la activación emocional, puede ser funcional tomar un tiempo fuera que permita la regulación de esta antes de continuar la comunicación. 

  1. Dedique tiempo de calidad

En el trascurso del diario vivir, atender nuestras responsabilidades y satisfacer nuestras necesidades básicas puede ser una prioridad, sin embargo es relevante reconocer que el tiempo que le dedicamos a nuestra familia determina el tipo de lazo que podemos establecer, independientemente del tiempo disponible es necesario que se aproveche al máximo el tiempo del que se disponga, compartir actividades agradables para todos los miembros de la familia es fundamental para permitir el fortalecimiento de la relación. 

  1. Conversaciones íntimas. 

Gran parte de las conversaciones que podemos mantener con nuestros familiares suelen ser transaccionales y rutinarias. Hablamos de nuestro día, de nuestras responsabilidades o de nuestras necesidades. Pero los diálogos íntimos que abordan temas como nuestras emociones, sentimientos, pensamientos o creencias, favorecen la conformación de un vinculo y permiten que podamos conocernos a profundidad, más allá de la rutina. Adicionalmente es pertinente reconocer la necesidad des mostrarnos vulnerables frente a nuestros familiares, el expresar nuestros estados emocionales permite fortalecer nuestros lazos familiares. 

  1. Juntos es mejor

Pocas acciones crean un sentido de pertenencia, tan necesario para el ser humano, como hacer actividades juntos, de las más placenteras hasta aquellas que son ejecutadas por el deber de la responsabilidad. En este caso, lo que fortalece nuestro vínculo no es necesariamente el objetivo alcanzado, sino lo aprendido y el tiempo invertido en el camino. Recordemos celebrar las victorias juntos, pues eso fortalece los lazos y crea intimidad.

Te guiamos en tu Proyecto de vida ¡HABLEMOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *